SIAF´s en América Latina:tres generaciones de sistemas apoyando una mejor gestión financiera pública

action-plan.jpg

América Latina es la región con mayor número de proyectos destinados a la implementación y consolidación de Sistemas Integrados de Administración Financiera (SIAF) como sistemas de apoyo para una mejor gestión financiera pública.

Este proceso se inicia a en la década de los ochenta, con la introducción de las primeras reformas de los sistemas de administración financiera en Brasil y Bolivia. A partir de los noventa se impulsó masivamente la adopción de estos sistemas, particularmente en los casos de Argentina, Paraguay y Uruguay. Este proceso continuó extendiéndose durante la década del dos mil a países como Colombia, Chile, El Salvador, Guatemala, Honduras y México. Ello fue posible gracias al gran impulso que recibieron tanto los desarrollos conceptuales de integración de la gestión financiera pública, como al avance de las tecnologías de la información (TIC´s), en especial en la industria del software y del hardware, junto a la masificación de internet. A su vez, la necesidad de un mayor control de las cuentas públicas en un marco de fuertes restricciones fiscales como las presentes en América Latina en los ochenta y noventa generaron un fuerte apoyo de las autoridades económicas, junto a los Organismos Multilaterales, para la implementación de este tipo de sistemas, en un marco de reformas fiscales de mayor envergadura.  

Sin embargo, a pesar de la importancia que revisten los SIAF en el marco de una política fiscal responsable y en el mejoramiento de la calidad de gasto público, en la actualidad su nivel de desarrollo en la región es dispar. En forma estilizada, es posible definir tres grandes generaciones de SIAF presentes en la región.

La primera generación tuvo como principal objetivo generar información sobre la ejecución presupuestaria en base caja y la consolidación de los balances contables de la administración pública. Bajo este enfoque, el subsistema de tesorería tiene un rol preponderante sobre el resto de los subsistemas, bajo el liderazgo de la Tesorería General de los Ministerios de Hacienda. Estos sistemas utilizaban una plataforma cliente-servidor para su implementación tecnológica, presentando problemas de cobertura de la totalidad de las instituciones públicas del nivel central.

La segunda generación de SIAF, en especial los desarrollados a partir de mediados de la década del 90´ presentan una visión más integrada entre los distintos subsistemas que conforman la gestión financiera. Así, el subsistema de presupuesto cobra mayor protagonismo, con el fin de registrar en forma oportuna los compromisos y obligaciones que asume el sector público, promoviendo la registración en base devengado de los gastos. A su vez, incorpora información sobre metas de producción de bienes y/o servicios asociados a la ejecución financiera. Desde el punto de vista de las TICs, los avances del software, las capacidades de procesamiento de grandes volúmenes de datos y la introducción masiva de internet brindan un mejor soporte tecnológico al sistema. En esta segunda generación de SIAF son las Secretarias de Hacienda / Direcciones de Presupuestos, quienes asumen el liderazgo.

En incipiente desarrollo, se encuentra la tercera generación de SIAF. Esta generación, además de fortalecer aspectos de las generaciones anteriores, busca potenciar la interoperación del SIAF con otros sistemas clave para la gestión de los recursos públicos, como son los sistemas de compras y contrataciones, recursos humanos, sistemas nacionales de inversión pública, o los sistemas propios del negocio de instituciones particulares. Por otro lado, también busca incorporar de mejor manera información que apoye el control de gestión y evaluación de la gestión presupuestaria. A nivel institucional, las Secretarias de Hacienda / Direcciones de Presupuestos continúan liderando estos procesos, pero con un mayor participación de las áreas de planificación y evaluación de la gestión. A su vez, la plataforma web es la principal base para el desarrollo de estas nuevas versiones.

Por lo tanto, considerando estas tres generaciones de SIAF en la América Latina es posible clasificar, a modo de ejemplo, a un grupo de países de la región en tres grupos relacionados al nivel de desarrollo de su SIAF. El primer grupo, conformado por Uruguay, México y Brasil, tiene en funcionamiento SIAF de primera generación, mientras que un segundo grupo, conformado por Paraguay, El Salvador, Guatemala, Honduras, República Dominicana y Colombia opera con sistemas de la segunda generación. Por su parte, Chile desarrolló y se encuentra implementando un sistema de tercera generación, proceso que está en marcha en Argentina y Perú.

En este contexto es posible observar que varios países iniciaron procesos de fortalecimiento de sus sistemas, como por ejemplo Honduras y Nicaragua, mientras que es esperable que nuevos países también iniciaran este complejo y difícil proceso. De esta forma, nuevamente América Latina será precursora en innovaciones y actualizaciones de los SIAF´s, con el fin de apoyar de mejor forma la gestión financiera pública y así poder mejorar la provisión de bienes y servicios a los ciudadanos por parte del sector público en un marco de solvencia fiscal, transparencia y uso eficiente de los recursos.  

 

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar